FedEx Corporation y TNT Express confirmaron este pasado viernes 29 de abril en un comunicado conjunto, el “apoyo incondicional” por parte del Ministerio de Comercio chino, a la oferta de compra de TNT por parte de FedEx.

Con esta aprobación por parte de las autoridades reguladoras de la Competencia en China, se supera el último escollo que quedaba pendiente en el camino para que la operación pueda llevarse a término, con todos los permisos preceptivos de las autoridades de la Competencia en Europa, Norteamérica, Brasil y China.

Tanto el presidente de FedEx, David Bronczek,, como Teo Gunning, CEO de TNT Express, han expresado su satisfacción por este nuevo “hito importante en la adquisición”, que supone “un paso más hacia la combinación de ambas redes… que aportará valor para nuestros clientes, accionistas y empleados.«

El período para la aceptación de la operación por parte de los accionistas, finalizará el próximo 13 de mayo de 2016. En octubre de 2015, el Consejo de Administración de TNT, recomendó a sus accionistas que apoyaran la operación

A finales de marzo, el Consejo Administrativo de Defensa Económica, el organismo de competencia de Brasil, rechazó las alegaciones presentadas a la aprobación incondicional de la oferta previamente anunciada el 18 de febrero de 2016.

Dos meses antes, la Comisión Europea daba luz verde a la operación, después de realizar una exhaustiva investigación. La CE llegó a la conclusión de que la operación de compra “no planteaba ningún problema de competencia”.

Previamente, en noviembre de 2015, la autoridad de Competencia en EEUU autorizaba la compra.

En el caso de materializarse el acuerdo, lo que a estas alturas ya se da por hecho, esto supondría para FedEx la ampliación significativa de sus operaciones, particularmente en Europa y en el e-commerce transfronterizo. Con ello, podrá competir con UPS en Europa y se beneficiará, a largo plazo, de importantes ahorros de costes.

En abril de 2015, FedEx llegó a un acuerdo para comprar a su competidor holandés TNT Express por 4.400 millones de euros en efectivo. La propuesta implica el pago de ocho euros en efectivo por cada acción de TNT.

Con una participación en el mercado europeo del 17%, la compañía fusionada será la segunda compañía de distribución más grande del continente, por detrás de DHL.