La Coordinadora de Trabajadores de Empresas del Puerto de Barcelona, CTEPB, ha calificado como “desorbitadoslos servicios mínimos que se han establecido este lunes 17 de enero por el paro convocado en el servicio de amarre en el puerto de Barcelona.

Según explica, la empresa ha fijado unos servicios mínimos con 14 personas cuando el 100% son 20, lo que supone que se ha establecido un 70% cuando precisamente con esta huelga se está reivindicando que es necesario contar con 18 profesionales para dar un buen servicio en los turnos.

Por otro lado, se considera que hay «un claro atentado a la salud de los compañeros» poniéndolos en riesgo por las cifras al alza del Covid-19, al haberse decidido que todos permanezcan en una sola de las dos bases en las que están normalmente trabajando.

De momento la empresa ha realizado ningún ofrecimiento que indique su voluntad de seguir negociando, tal y como indican desde la organización sindical, que aclara que sí ha habido un intento de conformar una mesa de diálogo para el martes, poniendo como condición que se suspendiera la huelga.

Coordinadora siempre se ha sentado y se sentará a negociar, pero no nos pueden poner la condición de desconvocar una huelga aprobada en Asamblea por los trabajadores para defender sus derechos laborales y económicos, además de para hacer cumplir todas las normativas y leyes para su protección y seguridad en el trabajo”, concluyen.

En ese sentido, los representantes de la Unión Sindical de Trabajadores del Puerto y de la Organización de Trabajadores de Empresas Portuarias, ambos pertenecientes a Coordinadora y que son mayoría en el comité de empresa, quieren hacer constar su disposición al diálogo.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px