Centro logistico en Benavente de Correos Express

La paquetera se ha convertido en uno de los principales colaboradores de Amazon para el reparto de paquetería en nuestro país.

Se acercan fechas decisivas para el comercio electrónico en España y, consecuentemente, también para las empresas de paquetería de nuestro país.

Citas recientes como el Día del Soltero, en la que se ha registrado un incremento de las ventas del comercio electrónico en China de un 39% anual y casi 700 millones de entregas de paquetería, indican que este año volverán a registrarse en España incrementos parecidos o incluso superiores a los vistos en 2016.

La única diferencia con el año pasado parece ser que las empresas de paquetería de nuestro país parecen haber aprendido la lección y se han preparado con más tecnología, mayor capacidad, así como con más equipos y personal para hacer frente al período de máxima actividad que se registrará desde el `Black Friday´ del 24 de noviembre y hasta el día de Reyes.

En 2017 todas las miradas parecen concentradas en Correos Express, ya que la empresa de paquetería del operador postal público se ha convertido en uno de los principales colaboradores de Amazon para el reparto de paquetería en nuestro país.

Inversiones de Correos para aguantar el tirón

En un reciente acto público, Javier Nuin, presidente de Correos, afirmó que si se mantienen las tasas de crecimiento del comercio electrónico en España, el operador postal tendría que contratar a 10.000 trabajadores más para 2020.

En este sentido, recientemente, Correos ha abierto una bolsa de empleo para seleccionar nuevo personal en las categorías profesionales de atención al cliente, agentes de clasificación, reparto y servicios rurales motorizados y reparto y servicios rurales no motorizados, con contratos a tiempo completo o parcial.

Mientras, su filial de paquetería Correos Express ha contratado los servicios de la empresa de trabajo temporal Flexiplán para atender las necesidades temporales de recursos humanos en todas sus delegaciones por un importe cercano a los diez millones de euros.

Igualmente, Correos Express también ha sacado a concurso la contratación de un call center para mejorar la trazabilidad de sus envíos y que sus clientes puedan obtener información, solicitar gestiones o realizar reclamaciones durante un plazo de tres años por importe de 7,7 millones de euros.

Además, la filial de Correos tiene abiertos en estos momentos diez procedimientos de licitación de otros tantos contratos para realizar servicios de transporte y distribución, así como rutas de arrastre en España, y, por otro lado, también tienen más de 20 licitaciones de servicios de este tipo en evaluación.

En definitiva, Correos parece haberse dado cuenta de que su negocio, tal y como ha afirmado públicamente su propio presidente, se centra cada vez más en el transporte de paquetes y, en consecuencia, ha afrontado importantes inversiones para dar servicio al crecimiento del comercio electrónico.

Sin embargo, el boom del comercio electrónico es de tal calibre que incluso con inversiones tan cuantiosas persiste la duda, azuzada por las experiencias vividas en 2015 y 206, de si será suficiente para afrontar el período de intensa actividad que se prevé entre el próximo 24 de noviembre y el 6 de enero de 2018.