Fenadismer quiere que el Gobierno aproveche las posibilidades que le ofrece el Paquete de Movilidad para luchar contra la competencia desleal que, a su juicio, ejercen las empresas situadas preferentemente en los países del Este de Europa.

Según la asociación, estas entidades que, explica en un comunicado, «venían trabajando hasta ahora con total impunidad al amparo del mercado único europeo de transporte», ocasionan, según su criterio, «un gravísimo daño a las empresas transportistas españolas».

Para evitar estos perjuicios al sector del transporte por carretera español, Fenadismer pide al Ejecutivo que «se apruebe a la mayor brevedad dicha regulación, como ya han llevado a cabo una buena parte de los países de la Unión Europea».

Sin embargo, Fenadismer afirma que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana «continúa sin informar a las asociaciones de transportistas de cómo va a llevar a cabo la tramitación del proyecto normativo, pese a que éste deberá hacerse mediante una norma con rango legal, lo que requiere un plazo mayor de tramitación hasta su aprobación final».

En concreto, la organización empresarial pide que se regule legalmente la declaración de desplazamiento de conductores y la exigencia del salario mínimo, que debe ser transpuesta en los ordenamientos nacionales antes del próximo mes de febrero.