ING Direct

Los marketplaces se afianzan en el sector del transporte y la logística.

El concepto ‘MarketPlace’ on-line se está afianzando en el sector de la logística y el transporte, apareciendo cada día nuevas start-ups o plataformas on-line que unifican la oferta para facilitar la búsqueda a potenciales compradores de un servicio.

Si se entienden estos mercados como ‘lugares’ que permiten a vendedores y compradores relacionarse para efectuar una transacción comercial, el ‘MarketPlace’ va mucho más allá de los Amazon y Alibaba que conectan a tiendas de todo el mundo con compradores de cualquier lugar.

Lo que en su día comenzó con los comparadores de seguros, de hoteles o de alquiler y compra de viviendas, entre otros sectores, ha propiciado la llegada de plataformas web de este tipo a las actividades de transporte, eliminando en algunas ocasiones los intermediarios de la cadena logística. 

Comparadores y subastas de servicios

Como ejemplos más recientes se pueden citar la compañía ‘Furgo’, que acaba de cerrar su primera ronda de financiación en la que ha obtenido 275.000 euros, o la plataforma OnTruck, que ha finalizado 2016 con más de 750 transportistas y 1.500 cargas gestionadas en su primer año de vida.

Ambas start-ups parten del mismo principio, conectar a pequeños «cargadores» y transportistas. En el caso de ‘Furgo’, los usuarios publican anuncios solicitando estos servicios en una app, y los transportistas, a través de la misma, les envían sus propuestas para realizar el trabajo, abriéndose así una subasta de precios entre operadores.

Por su parte, OnTruck es una plataforma on-line que conecta a pymes que necesitan realizar envíos de mercancías paletizadas con transportistas profesionales, haciendo uso para ello de sus dispositivos móviles.

Pero las nuevas tecnologías no sólo están cambiando el mercado del transporte por carretera. En el negocio marítimo se pueden encontrar plataformas como iContainers, el transitario on-line español que apuesta por agilizar las cotizaciones en el transporte marítimo y que rompe con la figura tradicional del freight forwarder.

En el sector de la paquetería, el crecimiento de Packlink, «comparador» de servicios de paquetería que espera triplicar en el presente 2017 el volumen de los envíos gestionados, es un buen ejemplo de la acogida que este tipo de soluciones tiene entre los usuarios.

La democratización en el acceso a la información, también en el sector del transporte, motivada por la aparición de nuevas plataformas y sistemas que facilitan la relación directa entre operadores y cargadores, está trayendo consigo una serie de cambios en las reglas de juego tradicionales, a los que se han de adaptar tanto operadores como intermediarios a la misma velocidad que los usuarios y potenciales consumidores, que son los que marcan la pauta.