fomento-aprueba-la-reforma-de-la-estiba

El Gobierno ha aprobado el Real decreto de la “nueva” reforma de la estiba.

Tal y como había adelantado cadenadesuministro.es, el Consejo de Ministros de este viernes 12 de mayo ha aprobado el nuevo texto con el que el Gobierno espera poder reformar, esta vez sí, el sistema de estiba en los puertos españoles, tras los cambios incluidos en un nuevo Real Decreto que se llevará al Congreso de los Diputados el próximo jueves 18 de mayo.

En el texto se incluye una disposición final tercera que señala que el Real Decreto Ley se regirá por un Reglamento que incluirá la mediación de Marcos Peña, como había repetido el ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, en numerosas ocasiones.

“El Gobierno aprobará un Real Decreto que recoja la propuesta de mediación de fecha de 30 de marzo de 2017, por la que se pone fin a la mediación tripartita entre las organizaciones sindicales, la asociación empresarial y el Gobierno”, señala la disposición final tercera.

Según ha explicado De la Serna tras el Consejo de Ministros, dicho Reglamento será entregado a las partes sociales durante la próxima semana. Por tanto, parece que en el Ministerio no tienen la sensación de haber faltado a su palabra en lo que se refiere a trasladar a las partes el texto, como indicaron ayer los sindicatos, ya que sí admitirá sus propuestas en el Reglamento.  

Importantes cambios

No obstante, se han incluido importantes cambios en el texto aprobado este viernes 12 de mayo. En primer lugar, una nueva disposición adicional segunda incluye la posibilidad de que existan convenios colectivos en cada puerto, negociados por empresas y sindicatos de cada instalación portuaria.

“Estos convenios se regirán por el Artículo 87 del Estatuto de los Trabajadores, para que la negociación colectiva tenga lugar entre sindicatos y empresas y pueda abordar las necesidades específicas de cada puerto, ha explicado el ministro.

En el nuevo RD, el Gobierno recupera para la estiba el servicio de embarque y desembarque de vehículos sin matricular en los puertos.

Por otro lado, el Gobierno recupera para la estiba el servicio de embarque y desembarque de vehículos sin matricular en los puertos, mediante la derogación de dos artículos de la Ley de Puertos y de la Marina Mercante que no tienen razón de ser al haberse eliminado la figura de la Sagep, y “entendiendo que la estiba sería ya un sector liberalizado, y no un pool como hasta ahora”, ha recalcado De la Serna.

También se elimina la necesidad para los trabajadores actuales de disponer del título de certificación profesional que recogía en el artículo 3 del texto rechazado por los diputados a mediados de marzo, “dado que no existía este título de Formación Profesional para esta actividad”, señalan desde el Gobierno.

No obstante, aquellos que quieran acceder a la profesión si tendrán que obtenerlo, para lo que será necesario realizar prácticas profesionales no laborales en instalaciones portuarias, en unos términos que serán desarrollados reglamentariamente. El ministro “ha querido dejar claro” que el certificado tendrá que ser emitido por el Sepes y “en ningún caso se basarán en una lista o registro contingentado”.

¿Qué incluirá el Reglamento?

El Gobierno se encuentra actualmente trabajando en el Reglamento que regulará el Real Decreto aprobado este viernes, que no está finalizado. “Cuando lo esté, haremos entrega del mismo a sindicatos, patronal y grupos políticos para que nos trasladen sus sugerencias”, ha apuntado De la Serna.

Los que quieran acceder a la profesión, tendrán que obtener el Título de Certificación Profesional, mediante la realización de prácticas profesionales no laborales en instalaciones portuarias.

En cualquier caso, en dicho Real Decreto reglamentario se incluirá la mediación de Marcos Peña, que recoge la capacidad para que de forma “voluntaria”, a través de los “convenios correspondientes”, se puedan producir procesos de subrogación, “algo que no puede contemplarse en la Ley pero si en los acuerdos”.

También se recogerán las medidas de productividad y el sistema de ayudas para los estibadores, que se mantiene en el límite de 60 meses para la jubilación anticipada y hasta el 70% de los salarios. Estos servicios tienen que haber sido prestados antes del 11 de diciembre de 2014.

Dichas ayudas se prorrogarán en los tres años del periodo transitorio para aquellos puertos donde la tasa de ocupación óptima hubiera sido inferior al 85% antes del 31 de diciembre de 2016, un segmento en el que se incluyen ocho puertos españoles.

Por otro lado, el Reglamento contemplará las características de las prácticas profesionales, que deberán alcanzar las 660 horas, de las que al menos un 75% se deberán realizar en los puertos, (el 25% restante se podrán realizar a través de un simulador).

Aprobado por la Comisión Europea

La reforma de la estiba ya cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea, que ha analizado el texto y entiende que cumple con la sentencia de Luxemburgo.

Con respecto a los posibles pactos a los que el Gobierno ha llegado con diferentes partidos políticos, De la Serna no ha querido avanzar en rueda de prensa ningún acuerdo. Pero el escaso margen con el que quiere llevarlo al Congreso, sólo seis días, parece indicar que el Grupo Parlamentario Popular ya cuenta con los apoyos y abstenciones necesarias.

Calma tensa en los puertos

Los sindicatos y la patronal Anesco no han tardado en pronunciarse sobre el nuevo Real Decreto, criticando ambos, aunque con un tono diferente, el hecho de que el Gobierno no les haya trasladado el texto antes de su aprobación.

Tanto empresarios como estibadores aseguran que estudiarán con detenimiento el texto aprobado este viernes y que esperan lo antes posible el del desarrollo reglamentario.

No obstante, mientras desde Anesco hacen un «llamamiento al diálogo a todos los agentes implicados, de forma que se eviten conflictos laborales», los sindicatos advierten de que «si procede, volverán a presentar un preaviso de huelga».

Tras asegurar sentirse engañados y rechazar de manera «absoluta y enérgica» el nuevo Real Decreto, «al no conocer su contenido», los estibadores advierten que si «el texto no garantiza la estabilidad en el empleo para todos los trabajadores y la profesionalidad de la estiba, se plantearán acciones contundentes como el ejercicio del derecho a la huelga«.