Cada vez son más los camiones totalmente eléctricos que circulan por las carreteras europeas, aunque las cifras siguen sin ser demasiado abultadas. En 2021, concretamente, se han matriculado un total de 346 vehículos pesados de más de 16 toneladas en toda Europa, según los datos que maneja IHS Markit, lo que supone un incremento del 193%.

Los países que se sitúan a la cabeza de la clasificación, en la que no se ha incluido a Reino Unido, son Suiza con 77 unidades, Noruega con 56, Suecia con 47 y los Países Bajos con 42. España, que se sitúa por detrás de Dinamarca, ocupa el octavo lugar, con un total de 11 unidades.

Entre todos los fabricantes de modelos eléctricos para el transporte pesado, Volvo Trucks acumula la mayor cuota de mercado, con un 42% en el último año. Su apuesta por este tipo de transporte de cero emisiones se está convirtiendo en una gran ventaja competitiva, pues en 2021 ha recibido pedidos, incluyendo cartas de intención de compra, de más de 20 países, superando las 1.100 unidades.

España, que se sitúa por detrás de Dinamarca, ocupa el octavo lugar, con un total de 11 unidades.

El grupo, que comenzó a producir en serie camiones eléctricos en 2019, fue una de las primeras marcas de camiones en hacerlo y este otoño tiene previsto iniciar la producción de los camiones pesados eléctricos FH, FM y FMX.

Su objetivo es que de cara a 2030, la mitad de sus ventas totales de camiones correspondan a vehículos eléctricos. Para ello, cuenta con la gama más completa del mercado para este tipo de vehículos, lo que le permitirá pronto electrificar casi la mitad de los transportes pesados por carretera.

La proporción, no obstante, irá creciendo a medida que aumente la distancia que pueden recorrer los camiones eléctricos y se desarrolle más la infraestructura de recarga para este tipo de modelos.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px