Las declaraciones del presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, han sido claves para que la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo haya decidido cerrar la solicitud de un ciudadano valenciano para investigar si la ampliación del Puerto de Valeencia necesita una nueva Declaración de Impacto Ambiental.

Para el máximo responsable del enclave portuario valenciano, la Declaración de Impacto Ambiental. de 2007 se encuentra vigente y no es necesaria una nueva evaluación de impacto ambiental, tal y como ratificó posteriormente Puertos del Estado.

En este mismo sentido, Martínez ha señalado que los estudios no indican ningún efecto en las playas del sur, sobre todo, cuando al desplazar la terminal a la zona norte aún está más alejada de la Albufera y se ha comprometido a publicar en la página web el proyecto definitivo en que cuanto lo tengan.

De igual modo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia también ha señalado que la ampliación norte del enclave ha obtenido 74 millones de euros de financiación europea, algo que pondría de manifiesto, a su juicio, que el proyecto es de «relevancia estratégica también para la UE».

Así pues, los votos de populares y socialistas europeos en la Comisión del Parlamento Europeo han decantado la balanza a favor de los intereses del puerto, sin tener en cuenta las reclamaciones medioambientales de la Consejería valenciana de Transición Ecológica y del ciudadano particular que ha promovido la petición para que se evalúe de nuevo el proyecto.