La Autoridad Portuaria de Cartagena ha recibido un escrito del Ministerio de Transportes que ordena la entrada en sus instalaciones del buque Elbiek, que partió de Tarragona en diciembre cargado con 1.800 terneros, pero fue rechazado en Turquía y Libia.

El frente común impulsado desde el puerto junto a los ganaderos, el Ayuntamiento de Cartagena y la administración regional, consiguió paralizar temporalmente la decisión, asegurando desde la Delegación del Gobierno que el buque no llegaría al recinto portuario.

Sin embargo, ahora el puerto se encuentra con que tendrá que recibir a esta embarcación, algo para lo que según su presidenta, Yolanda Muñoz, cree que “no existe razón jurídica ni justificación alguna”.

Además, el puerto ha sufrido recientemente la suspensión de la exportación de ganado vivo tras ser rechazado en los mismos países el buque de ganado Karim Allah, lo que ha derivado en importantes pérdidas económicas, al dejarse de embarcar 10 buques con 40.000 cabezas de ganado, que tuvieron que salir por otro puerto.

Muñoz ha recordado que en aquel caso, el puerto pidió que se buscaran alternativas para atender el buque que no supusiese un perjuicio para la actividad portuaria, pero la respuesta fue que debía volver a su puerto de origen.

Lo aceptamos, pero ahora se debe aplicar la misma norma y el buque Elbiek, que partió de Tarragona, debe volver a su puerto de origen”, ha explicado la presidenta, alegando que Cartagena no dispone de unas infraestructuras distintas a las de otros puertos para este tipo de operación.

En este sentido, ha recordado que “el Ministerio de Agricultura fue el encargado de montar el operativo de desembarque, que ya fue desmontado, y que se puede hacer en cualquier puerto del sistema portuario español”.