El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de La Coruña ha valorado el nuevo impulso al proyecto ‘Green Port‘ con la solicitud de Enerfín para construir una planta de generación de hidrógeno verde en Punta Langosteira.

La planta ‘Green H2 Langosteira‘ estará operativa en 2023 y producirá hidrógeno mediante electrólisis a partir de moléculas de agua y electricidad de origen renovable. Además, contará con una estación de repostaje para vehículos a hidrógeno.

La petición llega tras la de Inditex para instalar tres aerogeneradores en el Puerto Exterior para producir energía renovable, con una inversión de 30 millones. Repsol, asimismo, avanza en la construcción del poliducto que unirá Langosteira con su refinería, con la previsión de trasladar las descargas de crudo en agosto de 2022.

Con respecto al enlace ferroviario en esta zona portuaria, la Autoridad Portuaria, Adif y Puertos del Estado han avanzado en la supervisión del proyecto técnico y la elaboración del convenio que regulará su ejecución.

Una vez que el Gobierno ha garantizado la asignación de fondos europeos ‘Next Generation‘, los tres organismos trabajan para agilizar los trámites necesarios y que la obra pueda licitarse en otoño.

Por otro lado, durante el Consejo de Administración se ha autorizado la ampliación en 10 años del plazo de la concesión de TMGA para el movimiento de mercancía general en el muelle del Centenario oeste.

Financiación 

También se han aprobado las cuentas de 2020, cuando el tráfico se redujo un 22% a consecuencia de la crisis sanitaria, pasando los ingresos de 28,8 millones a 22,2.

La Intervención General de la Administración del Estado ha vuelto a alertar de que el puerto no ha recibido los ingresos previstos por los terrenos del puerto interior. Siguen sin concretarse las medidas para solucionar la financiación de la Autoridad Portuaria, a pesar de que se han celebrado reuniones entre las administraciones.

Precisamente el presidente del puerto, Martín Fernández Prado, ha explicado que las conversaciones para la transformación de los muelles se encuentran estancadas.

La Xunta ha presentado hasta ahora la única propuesta concreta, con plazos y una aportación superior a 20 millones, que garantiza la continuidad de los Muelles de Batería y Calvo Sotelo en titularidad pública, pero el Ayuntamiento no ha apoyado esta propuesta ni ha planteado otra.