La Autoridad Portuaria de La Coruña viene aplicando desde el comienzo del estado de alarma diversas medidas de seguridad y protección a los trabajadores portuarios, que se han reforzado en los últimos días.

Hasta el momento, se ha gestionado la distribución de más de 14.000 mascarillas, 13.400 guantes, 250 pantallas faciales y 38 litros de hidrogel. El material se distribuye entre el personal del organismo público y los trabajadores de la comunidad portuaria, especialmente de servicios esenciales y servicios portuarios.

También se está proporcionando información sobre el Covid-19 y el uso correcto del material de protección a través de los órganos de prevención de riesgos y representación laboral. Asimismo, se ha reforzado notablemente el servicio de limpieza de todas las instalaciones, con la utilización de productos desinfectantes y sistemas de hidrolimpieza de alta presión.

Este trabajo, en el que también ha colaborado la Unidad Militar de Emergencias, se realiza a diario en los accesos peatonales al recinto portuario, accesos a muelles y pantalanes, el entorno de la Lonja, viales interiores, edificios y vehículos.

El puerto quiere preservar la salud del personal y el resto de trabajadores portuarios, además de garantizar el funcionamiento de las cadenas de suministro de mercancías tan esenciales como el pescado, los graneles agroalimentarios o los carburantes.

De cara a las próximas semanas, ya se están planificando los procedimientos de trabajo, así como los elementos y sistemas de protección que sean necesarios en el momento en que retorne la actividad presencial.