La Autoridad Portuaria de Santander ha abierto procedimiento de licitación del contrato correspondiente a las labores de redacción de proyecto y asistencia técnica a la dirección de obra para construir un nuevo aparcamiento para semirremolques en el tramo 1-4 de los muelles de Maliaño, con su correspondiente control de frontera.

El enclave cántabro da un nuevo paso más en su plan de renovación de esta infraestructura y de su especialización a los tráficos de carga rodada, en la que también se ubicará la nueva terminal de ferries.

Además, la Autoridad Portuaria va a reconstruir completamente el muelle entre los tramos 1 y 4, y se va a instalar una nueva rampa ro-ro flotante en sustitución de la rampa hidráulica existente en el tramo 4.

Por otra parte, la entrada en vigor del ‘Brexit’, así como de nuevos requisitos de la UE para el control de pasajeros en frontera a partir del año 2022, hace necesario ampliar el número de puestos de control de vehículos para la Policía Nacional, de tal manera que se puedan mantener tiempos de escala de los ferries similares a los actuales.

Adicionalmente, el espacio para los semirremolques y plataformas de mercancía no acompañada que embarca y desembarca de los ferres  se encuentra actualmente demasiado alejado del atraque, lo que genera un bajo rendimiento de las operaciones, haciendo necesario buscar una ubicación más próxima al puesto de atraque.

Como consecuencia, se reordena toda la terminal de ferries, ampliándola hacia el suroeste, incorporando un nuevo aparcamiento de semirremolques con una superficie en planta aproximada de 80.000 m², nuevos puestos de control de frontera, y reordenando los flujos de vehículos de embarque y desembarque.

En concreto, los trabajos comprenden la cconstrucción de un aparcamiento para semirremolques y plataformas de mercancía no acompañada, próximo al puesto de atraque del ferry, con un mínimo de 160 plazas y un cierre perimetral con placas prefabricadas de hormigón armado de 4,5 metros de altura.

Además, también está prevista la construcción de nuevos puestos para los controles de frontera de la Policía Nacional, en una ubicación apropiada para los nuevos flujos de embarque y desembarque de vehículos, cumpliendo las necesidades planteadas por la Unidad Central de Fronteras de la Policía Nacional, y la adecuación de la terminal de ferries a los nuevos flujos de vehículos, como consecuencia del cambio de atraque de los buques, optimizando el espacio empleado y el rendimiento de las operaciones de embarque y desembarque, tanto de mercancías como de pasajeros.

Los trabajos, con un plazo de ejecución de 14 meses, cuentan con un presupuesto base de licitación de 216.635,40 euros, así como con valor estimado de contrato de 199.716,19 euros.