La Autoridad Portuaria de Tarragona ha licitado la instalación de placas fotovoltaicas en el techo del renovado Museo del Puerto, que generarán 389,44 Mwh de potencia al año para autoconsumo.

Este nuevo sistema aumentará la sostenibilidad y el ahorro energético, en línea con otros sistemas similares ya en funcionamiento en la instalación portuaria.

En la actualidad, el puerto ya produce energía eléctrica con placas fotovoltaicas en el suelo del edificio administrativo, el nuevo PIF, las dependencias de Aduanas, la Cofradía de Pescadores y las instalaciones de la Policía Portuaria. 

La futura instalación, ubicada sobre el techo del edificio, funcionará con una pequeña central de producción de energía eléctrica. Los módulos fotovoltaicos garantizarán la generación de energía fotovoltaica aprovechando el máximo número de horas de luz solar.

Además, ha sido diseñada para alimentar otros equipos y edificios del Muelle de Costa, como los cuatro tinglados y los dos refugios, donde se encuentra el propio Museo del Puerto.

La planta generará el 26% del total de la energía necesaria para cubrir la demanda energética de la dársena, mientras que el resto lo aportará la comercializadora. 

El valor estimado del proyecto es de 259.447,76 euros y el ahorro anual de 31.666,04 euros. Una vez se inicie la instalación, está previsto que se complete en seis semanas.

Con esta iniciativa, la Autoridad Portuaria sigue avanzando en la implementación efectiva de su Plan de Sostenibilidad Agenda 2030, que apuesta por la transición energética y la mejora de la eficiencia energética, así como por el uso prioritario de energías renovables.