La situación del puerto de Valencia se ha visto condicionada estos días por el temporal causado por la Dana Celia y el bloqueo en el acceso terrestre por el paro del sector del transporte.

Dicho escenario ha afectado a las operativas de carga y descarga, generando la acumulación de contenedores en las instalaciones del recinto valenciano. No obstante, el Plan de contingencia de la Marca de Garantía está resultando efectivo para solucionar esta situación.

La situación, en cualquier caso, demuestra «que el puerto se está quedando pequeño y que nos hace falta la nueva terminal de contenedores«, ha explicado su presidente, Aurelio Martínez, que cree que mientras llega esta nueva infraestructura hay que buscar nuevos espacios para almacenar los contenedores vacíos y de importación.

La confluencia de los dos factores mencionados durante los últimos días ha hecho que los patios donde se almacenan los contenedores estén llenos de mercancías ya que los barcos que llegaban se llevaran «la poca exportación que había, porque no entraban camiones y descargaban la importación, lo que ha generado una acumulación de mercancías«.

En los últimos días, el puerto de Valencia estaba operando en torno al 15% de su actividad, llegando este martes a superar ya el 50%, una situación que va a ir mejorando en los próximos días debido a la minoración en la huelga del transporte y el plan de la Marca de Garantía para priorizar la salida de los contenedores de los patios.

Por tanto, próximamente comenzarán a operarse tanto contenedores de exportación como de importación. Es una ordenación basada en el principio de dejar salir antes de entrar, pero a finales de esta semana o a principios de la que viene, estará resuelta toda la operativa.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110