Tráfico ferroportuario en Noatum Container Terminal Valencia

El puerto de Valencia quiere potenciar su tráfico ferroviario.

Con una demanda potencial de entre 48 y 54 trenes semanales según un informe de la CEV, lo que se traduce en 21.000 vehículos y 1,1 millones de toneladas de mercancías al año, la línea ferroviaria que conecta Zaragoza con Teruel y Sagunto se ha convertido en una actuación prioritaria para el puerto de Valencia.

Desde la instalación portuaria valenciana han detallado los 19 tramos de la línea que «exigen una especial atención», en los que invertirá un total de 40 millones de euros. 

En cinco de estos tramos la velocidad de circulación está limitada hasta los 20 km/h en la actualidad: un tramo de 100 metros entre Corral de Caparrate y Teruel y otro de 100 metros entre Corral de Caparrate y Puerto Escandón, así como tres tramos de 100, 200 y 310 metros entre Mora de Rubielos y Sarrión.

En otros siete tramos la velocidad máxima se establece en 30 km/h: 200 metros entre Longares y Arañes de Muel, dos tramos de 200 y 1.500 metros entre Lechago y Cuencabuena, otro de 500 metros entre Calamocha y Navarrete, uno más de 500 metros entre Corral de Caparrate y Teruel y dos tramos, de 200 y 100 metros, entre Barracas y Rubielos de Mora. 

También hay tramos en los que la velocidad está limitada a 60 km/h: 50 metros entre Segorbe y Navajas, 100 metros entre Navajas y Jérica, 200 metros entre Caudiel y Masadas Blanca y 150 metros entre Santa Eulalia del Campo y Monreal del Campo.

El puerto de Valencia también considera prioritarias las actuaciones sobre 200 metros entre Arañes de Muel y María de Huerva, donde la velocidad está limitada a 70 km/h, así como en dos tramos de 200 y 300 metros ubicados entre Teruel y Cella y Longares y Arañes de Muel, respectivamente, donde la limitación es de 80 km/h. 

Nuevos apartaderos

A los 40 millones que se invertirán en estos tramos se han de sumar los 31 millones del acceso ferroviario al puerto de Sagunto, de los cuales 11 millones provendrán de Fondos Feder.

Por otro lado, el puerto de Valencia también tiene previsto invertir 13,6 millones de euros en nuevos apartaderos ferroviarios para la línea, que se construirán en Cariñena, Ferreruela, Teruel, La Puebla de Valverde, Barracas, Jérica-Viver y Estivella-Albalat.