Con la llegada del Conti Everest y el CMA-CGM Centaurus a los muelles del puerto de Valencia, ya son tres los buques que quedaron retenidos por el bloqueo del Canal de Suez que han atracado en la instalación para las correspondientes operativas de carga y descarga.

El MSC Le Havre, que fue el primero en acceder a la instalación el martes 6 de abril, ha movilizado 2.300 contenedores, a los que se suman los 2.400 del Conti Everest y los 2.650 del CMA-CGM Centaurus.

En total, hasta el 16 de abril se espera la llegada de otros ocho buques procedentes del Canal de Suez para la carga y descarga de 23.000 TEUs, lo que sumado a estas tres embarcaciones supondrá una carga de trabajo adicional de más de 30.000 contenedores para el puerto.

La comunidad portuaria, no obstante, asume el reto con total normalidad y eficiencia, pues todos los operadores están colaborando para que no haya ningún problema.

En este sentido, conviene recordar las medidas acordadas durante la última reunión de la Marca de Garantía, en la que están presentes todos los operadores portuarios, como la ampliación de horarios en las terminales o la no acumulación de contenedores de exportación.

A este respecto, es de destacar también la organización y diversificación de escalas de las navieras en los diferentes puertos del Mediterráneo para agilizar la actividad en los recintos portuarios y recuperar el tiempo perdido durante el bloqueo.

Además, en los últimos días no está habiendo ningún problema de congestión en el tráfico de camiones, que están circulando con regularidad y accediendo con facilidad a las terminales del puerto de Valencia.