El puerto de Valencia sigue apostando por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo

El 10% del total de mercancías que entran o salen por tren del puerto de València ya transitan por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Viernes, 16/09/2022 por CdS

La cuota de contenedores que se mueven en ferrocarril en el puerto ha pasado del 7,8% en 2021 al 8,11% en 2022.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha participado en el Foro ‘Impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo’ que han organizado la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana y CEOE Aragón.

Allí, ha explicado que durante el primer semestre del año, más de 2.100 trenes han cargado o descargado en el puerto de Valencia, con una media semanal de 83 trenes frente a los 77 del mismo periodo de 2021.

El aumento del tráfico por ferrocarril ha experimentado en algunas semanas incrementos superiores al 20% y al 40%, especialmente en la última de agosto cuando, según ha explicado, se ha pasado de 65 trenes en 2021 a 90, un tercio de ellos con origen o destino Zaragoza.

La cuota de contenedores que se mueven en ferrocarril en el puerto también ha pasado del 7,8% en 2021 al 8,11% en 2022. “Nuestra apuesta por mejorar las infraestructuras ferroviarias, como la línea Valencia-Teruel-Zaragoza, se refleja en que cada vez llegan más trenes, más largos y con más contenedores” ha indicado Martínez.

En los próximos años, la Autoridad Portuaria va a invertir 240 millones para favorecer la accesibilidad y mejora de su red ferroviaria con actuaciones como la remodelación de la red ferroviaria, la electrificación de vía, la adaptación de la red al ancho europeo, el acceso ferroviario al puerto de Sagunto o la mejora de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza.

Por otro lado, como se ha apuntado durante el evento, en el último año, el 10% del total de mercancías que entran o salen por tren del puerto de València ya transitan por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, que Martínez define como una red fundamental para las empresas exportadoras de Aragón, pero también para acercar los mercados de Navarra, La Rioja y el País Vasco.

Además, permite vertebrar de norte a sur Aragón y ampliar a Canfranc y la conexión con Francia. “Tenemos que trabajar para que España deje de ser una isla ferroviaria”, explica el presidente del puerto, que ha destacado que la cuota del ferrocarril en el transporte nacional de mercancías está muy por debajo de la media de la UE.

Igualmente, cree que la relación con los puertos es todavía insuficiente, y únicamente presentan porcentajes significativos las conexiones entre Avilés –Sagunto, Barcelona–Zaragoza, Madrid–Valencia y el Corredor Cantábrico–Mediterráneo.