carga de contenedores foto de la asociacion naviera valenciana

Una nueva aplicación permitirá a los cargadores notificar el peso bruto verificado a las navieras.

El puerto de Valencia ya tiene listas 15 básculas en el interior del recinto para realizar el pesaje de los contenedores de exportación, cumpliendo con el convenio internacional SOLAS, que obliga a pesar y a verificar el peso real de cada uno de ellos antes de cargarlo en el buque.

Concretamente, las básculas que ya están habilitadas son las de Bórax, Serviport, Tránsitos Costa Este, Temagra, ELTC, y las instaladas en las terminales de Noatum, TCV y MSC.

A ellas hay que añadir las dos situadas en el puerto de Sagunto que ofrece Intersagunto Terminales. En breve se incorporarán también tres de SGS y dos en la nueva concesión de Tecovasa.

Para una completa adaptación a la nueva normativa, la Autoridad Portuaria ha desarrollado el servicio VGM, a través de su portal ‘ValenciaportPCS’. Se trata de una solución que permitirá a los agentes marítimos, navieras y terminales la transmisión electrónica del peso.

De esta manera, mediante la coordinación de las básculas disponibles y los sistemas de transmisión de información, el puerto podrá verificar el pesaje de más de 2.500 contenedores al día.

El nuevo servicio consta de una aplicación web y un sistema de intercambio de mensajería de manera que los cargadores y sus representantes pueden notificar el peso bruto verificado a los agentes marítimos y navieras, y éstos a su vez remitírselo a las terminales.

Los usuarios registrados pueden consultar en cualquier momento el peso bruto verificado de un contenedor o de un embarque completo, así como el estado de transmisiones de pesaje.

Asimismo, para posibilitar que los embarcadores puedan verificar el peso bruto de sus contenedores, la Fundación Valenciaport ha desarrollado la plataforma ‘conPESO, que pone a disposición de los cargadores una red de básculas conectadas con el portal ValenciaportPCS, lo que permite la automatización del envío de la información.