Los transportistas que mueven los contenedores del tráfico portuario de Valencia consideran «insostenibles» las colas que llegan a superar las cuatro horas de espera.

En esta línea, Fenatport achaca las colas en la operativa de carga y descarga de contenedores a «la mala planificación, la falta de recursos y la limitación de horarios en  las instalaciones portuarias».

Un informe elaborado por la patronal y que pretende entregar próximamente a la Autoridad Portuaria de Valencia refleja que durante el pasado mes de enero se han producido colas en 16 días de las 19 jornadas laborables que ha tenido el mes, lo que supone un 84,5% de los días.

Así mismo, en febrero se registraron incidencias en los 19 días laborables que tuvo el mes, mientras que durante marzo también se han sufrido retrasos en todos sus 20 días laborales.

Por otra parte, en el informe se puede observar que las colas afectaron a las tres terminales del recinto durante tres días del mes de enero, en otros seis días de febrero, así como en otros tantos de marzo.

De igual modo, Fenatport reporta en marzo la caída del sistema o cortes de suministro eléctrico en cuatro días del mes, mientras que en otros ocho, alguna de las instalaciones se ha quedado sin equipo vacío.

Así pues, los transportistas del puerto de Valencia afirman que, pese a la ampliación del horario de las terminales anunciada, la situación está lejos de solucionarse, e incluso, en su opinión, «se encuentra cronificada, amenazando seriamente el funcionamiento de la actividad diaria del puerto, ante la pasividad de las partes implicadas», mientras ya se avista la avalancha de los barcos atrapados en la última semana en el canal de Suez.