Firmado el Convenio de transporte de mercancias de Huelva

El sector sigue a la espera de la tramitación del nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres.

La flota española de transporte por carretera se ha incrementado un 3,2% en 2016, lo que supone 6.400 vehículos nuevos más y una media de 3,7 unidades por empresa. Así lo ha explicado el Comité Nacional de Transporte por Carretera en su reunión anual con la Dirección General de Transporte y las Comunidades Autónomas.

En el encuentro, se ha puesto de manifiesto el incremento de la demanda de transportes en los tres primeros trimestres, pero también la disminución de los precios que perciben los transportistas.

Asimismo, en materia normativa el sector está a la espera del inicio de la tramitación del nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres, en el que se regularán, entre otros aspectos, las condiciones para acceder al mercado, con el compromiso de Fomento de mantener el requisito de flota mínima pese al cuestionamiento judicial al que se está viendo sometido.

En este sentido, Fenadismer ha recordado que su eliminación podría dejar sin valor patrimonial las actuales autorizaciones de transporte y supondría una «desregulación ultraliberal» del sector, que conduciría a la entrada «masiva y desordenada» de nueva mano de obra controlada por multinacionales, lo que supondría la «uberización» del transporte de mercancías.

Del mismo modo, ha planteado la necesidad de establecer medidas contra el ‘dumping social’ que ocasionan las empresas buzón y ha denunciado la «rumanización» del sector en España, donde el 25% del transporte internacional lo realizan empresas de países del Este, con costes laborales ocho veces inferiores. La federación solicita por ello la transposición inmediata de la Directiva europea sobre desplazamiento de los trabajadores.

Por su parte, el Comité ha mostrado su oposición a las medidas proteccionistas que plantean otros países de la Unión Europea, como la implantación del salario mínimo, puesto que restringen el principio de libre circulación de mercancías.

Peajes autonómicos

Por otro lado, Fenadismer ha rechazado el establecimiento de peajes autonómicos a los vehículos de transporte, como el que ha aprobado Guipúzcoa en la N-I y la A-15. En esta línea, el Comité ha mostrado su preocupación por el ‘efecto frontera‘ que supone la aplicación de diferentes impuestos sobre los carburantes según la Comunidad Autónoma.

En lo que respecta a la formación, se ha planteado la necesidad de inspeccionar los cursos de formación del CAP para evitar irregularidades y de equiparar el nivel de exigencia de las diferentes comunidades para la obtención del título, así como el mantenimiento del plan anual de ayudas a la formación.

También se ha abordado la necesidad de implantar la administración electrónica en materia de transporte a partir de 2017 por parte del Ministerio de Fomento y de las Comunidades Autónomas para facilitar la relación con los operadores.