La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha respondido que la ampliación norte de la Autoridad Portuaria de Valencia donde estará ubicada la nueva terminal norte de contenedores cumple con la legislación medio ambiental de la Unión Europea.

En concreto, la institución europea afirma que “la Comisión no ha podido identificar ningún indicio de posible infracción de la legislación medioambiental de la UE”, por lo que concluye que “no puede dar más seguimiento a este caso”, en respuesta a una alegación realizada por un ciudadano sobre esta infraestructura.

La respuesta de esta institución se suma a los recientes reconocimientos de Puertos del Estado y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del ajuste a la legalidad y rigor de los trabajos y proyectos en materia de infraestructuras y de la nueva terminal norte de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Puertos del Estado, por su lado, estima que el proyecto de la Nueva Terminal Norte del Puerto de València no precisa de una nueva Declaración de Impacto Ambiental, mientras que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, por su parte, ha determinado la condición de órgano sustantivo de la APV en la actuación de esta infraestructura.

La Autoridad Portuaria destaca el respaldo de diferentes instituciones nacionales y europeas a este proyecto y se compromete a cumplir con todas y cada una de las observaciones que ha planteado Puertos del Estado y los indicadores contemplados en la Declaración de Impaco Ambiental.

Por contra, el comité de empresa de CSP Iberian Valencia estima que la ampliación constituye «un trasvase de un cliente a una zona nueva», por lo que «hay creación neta de empleo» y «no habrá nuevos puestos de trabajo; serán los mismos pero gestionados de forma diferente».