El Consejo de la Unión Europea ha llegado a un acuerdo provisional con el Parlamento Europeo sobre la revisión de la normativa para modernizar los requisitos de formación de los transportistas profesionales y garantizar el reconocimiento de la capacitación para este empleo en los diferentes Estados Miembros.

El borrador de esta Directiva mejora la regulación existente en lo que respecta a la cualificación inicial necesaria para la profesión y los cursos periódicos que deben realizar los conductores que cuenten con el permiso C o D. Asimismo, se han introducido cambios respecto a las licencias de conducción.

De igual modo, en esta revisión se indica la edad mínima de acceso a la profesión y se incluyen las exenciones a los requerimientos fijados para acceder a una formación adicional. No obstante, el borrador tendrá que ser validado por los diferentes Estados Miembros.

Se trata de cambios muy específicos en una normativa que en general ha funcionado bien a nivel europeo y que también será mejorada en el ámbito de la seguridad y el respeto al medio ambiente en el transporte por carretera.

El objetivo es facilitar la movilidad de los trabajadores del sector entre los diferentes países de la Unión Europea y la contratación de conductores cualificados por parte de los operadores de transporte.