Descanso en cabina

La prohibición del descanso semanal de 45 horas en cabina implicará cambios legislativos.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dio la puntilla al descanso semanal de 45 horas en cabina el pasado 20 de diciembre, como informó Cadena de Suministro en su momento, y ahora llega el momento del descabello.

Así las cosas, Fenadismer exige ahora a la Administración central que cumpla esta sentencia, «sancionando a los transportistas que realicen el descanso semanal no reducido a bordo de los camiones», con el objetivo de «combatir la situación de abuso social a que se ven sometidos los conductores “nómadas”, contratados por empresas deslocalizadas para trabajar permanentemente fuera de sus países de residencia«.

Sin embargo, la posibilidad de realizar descansos semanales en cabina constituye precisamente uno de los pilares sobre los que se asienta la competitividad y flexibilidad que ofrece el transporte internacional de mercancías por carretera.

Pero, en efecto, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dicta que “el Reglamento de la Unión que armoniza las disposiciones en materia social en el sector de los transportes por carretera contiene manifiestamente la prohibición de que los conductores tomen los períodos de descanso semanales normales en el vehículoy pide a los Estados miembros de la UE que recojan expresamente esta prohibición en sus normativas externas y vigilen su cumplimento.

Para el caso de España, este cambio normativo supondría a priori una avalancha de cambios legislativos que incluiría modificar el régimen sancionador de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, muy probablemente en su artículo 140 que regula las infracciones muy graves, así como el capítulo de infracciones del Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres, precisamente cuando está previsto que se publique oficialmente una amplia reforma del ROTT antes de que termine febrero.

Además, esta prohibición podría implicar cambios en otras normas que adaptan la regulación europea en materia de tiempos de conducción y descanso, así como de tiempos de trabajo a la legislación española. Por otra parte, la decisión del Alto Tribunal también tendrá un impacto de gran calado sobre la negociación del Paquete de Movilidad que actualmente tienen entre manos las autoridades europeas.