El nuevo ‘Paquete Comunitario de la Carretera’ presentado por la Comisión Europea recientemente será, sin duda, objeto de un intenso debate durante los próximos meses, teniendo en cuenta que «la posición del organismo europeo ha cambiado con respecto a la que mantenía inicialmente», tal y como aseguran desde el Ministerio de Fomento.

Para la Administración española, este cambio de parecer de la Comisión Europea afecta especialmente a la aplicación de la regulación relativa a las retribuciones mínimas exigibles a los transportistas desplazados.

Durante el último Consejo de Ministros de Transporte de la Unión Europea, el ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, ha reclamado una mayor flexibilidad en su aplicación, con el fin de que se alcance «un equilibro» entre la necesidad de la protección de las condiciones sociales de los trabajadores y la lucha contra el fraude, «sin menoscabar el principio básico del mercado único ni la competitividad de las empresas».

Tras asegurar que España participará activamente en el Paquete de Movilidad que regulará el sector «para defender los intereses de los transportistas españoles», De la Serna ha apuntado que quiere para ellos unas “reglas del juego suficientes y válidas para poder competir con los distintos Estados miembros”.

No habrá Euroviñeta en España

Por otro lado, el ministro de Fomento ha reiterado que no es intención del Gobierno aplicar la Euroviñeta en España, intentando zanjar un tema que preocupa a los transportistas, sobre todo por la presión que en un momento dado podría ejercer el Ministerio de Hacienda para cuadrar el déficit, tal y como señaló el presidente de la CETM, Ovidio de la Roza, a principios de 2018.

el-ministro-de-fomento-en-luxemburgo

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en un receso del Consejo de Ministros de Transporte celebrado recientemente en Luxemburgo.

El Gobierno también ha defendido en Luxemburgo una mayor flexibilización de los tiempos de conducción y descanso con el objetivo de permitir que los conductores puedan realizar el mayor tiempo posible de descanso semanal en sus hogares, a la vez que se incrementa la productividad de los vehículos, es decir, la tan demandada flexibilización de la vuelta a casa promovida por Astic.

Menos requisitos para los vehículos ligeros

El ministro de Fomento también ha señalado que no deben introducirse nuevas cargas administrativas «que no estén suficientemente justificadas», como exigir una autorización a cualquier tipo de vehículo con independencia de su tamaño que se dedique al transporte profesional de mercancías por carretera.

En este último punto, el Ministerio de Fomento apuesta por establecer menores requisitos a los vehículos ligeros que a los vehículos pesados y establecer un límite mínimo para su aplicación.