cruise barcelona grimaldi

Los buques tendrán una mayor capacidad de carga y pasajeros gracias al alargamiento realizado con una nueva sección transversal de 29 metros.

Grimaldi ha iniciado el proceso de alargamiento y rehabilitación de los ferrys Cruise Roma y Cruise Barcelona, que cubren habitualmente la ruta entre la ciudad condal y Civitavecchia, en Italia.

De este modo, tendrán una mayor capacidad de carga y pasajeros, y podrán incorporar nuevas mejoras para reducir sus emisiones y eliminarlas por completo durante la estancia en el puerto catalán.

En el astillero Fincantieri, en Palermo, se les instalarán nuevos sistemas de depuración de gases para reducir las emisiones de sus motores durante la navegación. También contarán con un nuevo sistema de baterías de litio para almacenar la electricidad producida en la navegación y suministrársela al buque cuando esté atracado en el puerto, sustituyendo a los generadores auxiliares.

El objetivo es reducir a cero las emisiones durante las estancias en los puertos, alineándose así con los objetivos medioambientales que ya se ha fijado el recinto barcelonés, definidos en su Plan de Mejora de la Calidad del Aire.

Además, los cascos serán alargados con una nueva sección transversal de 29 metros, tras lo que pasarán a tener una eslora de 254 metros, un peso bruto de 63.000 toneladas y capacidad para 3.500 pasajeros, 3.700 metros lineales para carga rodada y 3.000 m² de cubierta para vehículos.