ro-ro grimaldi autopista del mar ADM

Se implementarán diversas soluciones innovadoras para la reducción del impacto ambiental y el ahorro energético.

Tras firmar una declaración de intenciones a principios de marzo de 2018, el Grupo Grimaldi y Fincantieri han cerrado ya el contrato para el alargamiento y reacondicionamiento de los cruceros Cruise Roma y Cruise Barcelona.

A lo largo del año, se llevará a cabo la construcción de las dos partes centrales, aunque se prevé que los trabajos, que se realizarán en el astillero italiano de Palermo, no finalicen hasta el verano de 2019. 

Las dos embarcaciones, actualmente en servicio en la ruta Civitavecchia-Porto Torres-Barcelona de Grimaldi, fueron construidos en las instalaciones de Fincantieri en Castellamare di Stabia, en Italia, y entregados a la naviera en 2007 y 2008.

Cuentan con 225 metros de eslora, un arqueo bruto de 54.000 toneladas y una capacidad de transporte de 3.000 pasajeros, 2.400 metros lineales para turismos y unos 3.000 metros lineales para camiones. El alargamiento, de unos 29 metros, permitirá habilitar otros 600 metros lineales para vehículos pesados y 80 cabinas para pasajeros.

Por otra parte, se mejorará el equipamiento de seguridad del buque para poder gestionar el incremento de la capacidad. Al finalizar el proyecto de alargamiento, que se realizará en el Centro de Reparación y Conversión de Buques de Fincantieri, cada crucero tendrá 254 metros de eslora y un arqueo bruto de 63.000 toneladas.

Su capacidad les permitirá transportar hasta 3.500 pasajeros, con 3.000 metros lineales de carga para turismos y más de 3.700 metros lineales para vehículos pesados. Además, desde un punto de vista tecnológico, se implementarán diversas soluciones innovadoras para la reducción del impacto ambiental y el ahorro energético.

Entre ellas, cabe señalar el sistema de depuración de gases de escape o el que proporciona energía al buque durante su estancia en los puertos mediante baterías de litio, en lugar de utilizar generadores diésel.