Hanjin Shipping ha vendido el 54% de la terminal de contenedores del puerto estadounidense de Long Beach a MSC, que ya poseía el 46%, con lo que el operador italiano se hará con el control total de la terminal del puerto de California.

La operación ya ha recibido el visto bueno del Tribunal Central de Seúl, si bien debe obtener el beneplácito de las autoridades competentes de Estados Unidos para poder cerrarse.

Aunque el precio de la venta no se ha dado a conocer, la prensa surcoreana apuntaba a mediados de este mes de diciembre que el valor de la participación vendida por Hanjin, por la que HMM también habría presentado una oferta, rondaría 400.000 millones de wones, unos 324 millones de euros.

Tras la venta de su terminal estadounidense y la de parte de sus activos transpacíficos a Korea line, la naviera avanza a pasos agigantados hacia su liquidación, aunque aún puede presentar un plan de rehabilitación al Tribunal Central de Seúl, que decidirá su futuro en febrero.