Iveco y Eni han firmado una carta de intención para desplegar nuevas iniciativas en el ámbito de la movilidad sostenible en Europa orientadas a los vehículos comerciales, además de intentar acelerar la descarbonización del transporte.

El objetivo es definir una plataforma integrada para flotas comerciales, ofreciendo vehículos propulsados por biocombustibles y fuentes de energía sostenibles, como el HVO, el biometano, el hidrógeno y la electricidad, así como su infraestructura correspondiente.

Las líneas de actuación previstas incluyen la oferta de Eni de HVO 100% puro para los camiones pesados de Iveco equipados con motores que pueden funcionar con él. Este biocombustible, derivado de materiales de origen vegetal y residuos, puede utilizarse en su forma pura en todos los motores diésel más recientes.

Producido mediante la tecnología Ecofining en las biorrefinerías de Eni en Venecia y Gela, permite reducir las emisiones de CO2 entre un 60% y un 90% a lo largo del ciclo de vida en comparación con la mezcla de combustibles fósiles estándar.

Además, gracias a este acuerdo se pretende acelerar la disponibilidad en el mercado del biometano, un combustible renovable elaborado a partir de residuos agroindustriales, gracias a asociaciones en Italia y en el extranjero.

La colaboración no exclusiva abarca también iniciativas en favor de los vehículos eléctricos de batería y de pila de combustible de hidrógeno, así como la infraestructura correspondiente. En este sentido, el fabricante de vehículos está planeando lanzar nuevos modelos eléctricos de batería y, posteriormente, de pila de combustible de hidrógeno, mientras que Eni se propone crear una red de puntos de recarga.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110