El presidente de los Estados Unidos ha constatado, en una reunión celebrada esta semana con representantes del sector logístico y portuario del país, que los temores sobre un posible desabastecimiento durante la temporada navideña no se han concretado en un contexto marcado por la fuerte demanda.

Las autoridades norteamericanas estiman que la estrecha colaboración entre el Gobierno, los empresarios y los trabajadores del sector logístico y de transporte han evitado que faltaran productos en los estantes de los establecimientos comerciales del país.

En el encuentro se han podido poner sobre la mesa mejorías en los movimientos y el almacenamiento de contenedores desde los principales puertos norteamericanos hacia el interior de los Estados Unidos, especialmente en los californianos.

De igual manera, también se han producido mejoras en el transporte de mercancías por carretera, en el que el Gobierno quiere incorporar a más conductores para paliar la escasez de chóferes existente.

Estados Unidos tiene la vista puesta, a largo plazo, en recuperar parte de la producción que sus multinacionales tienen deslocalizada en otros países, fudamentalmente del sureste asiático, con el fin de mejorar la competitividad internacional del país.

Para que esta tendencia se consolide, las autoridades del país también han fijado la mirada en una gestión más eficiente de las cadenas de suministro que surten al país y que mueven sus exportaciones, consideradas eslabones imprescindibles para llegar a los mercados exteriores.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px