Ferrocarril Puerto Bahia de Algeciras

Las obras en la conexión Algeciras-Bobadilla-Madrid se han venido realizando «a un ritmo exasperadamente lento«.

Pese a que acoge al primer puerto de España en tráfico de mercancías y el segundo polo industrial del país, Algeciras sigue aislada por vía ferroviaria desde que las lluvias de octubre de 2018, produjeran deslizamientos de tierras que imposibilitan la circulación ferroviaria. La Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar ha querido denunciar esta situación, insistiendo en que están «a la cabeza de la miseria ferroviaria del país«.

Ahora, a su «vía decimonónica«, se suma este aislamiento que ha sumido a la conexión Algeciras-Bobadilla-Madrid en «una situación lamentable». Es más, antes de que se produjera esta interrupción del servicio, el plan de Renfe para paliar las deficiencias era sustituir los trenes por los que se habían retirado en Extremadura.

A este respecto, desde la Cámara recuerdan lo que está ocurriendo en esta Comunidad Autónoma, con una infraestructura férrea «seriamente cuestionada«. Tras años reclamando que se agilicen las inversiones en la conexión de Algeciras con Madrid para conectarla con Francia y el resto de Europa, han vuelto a pedir la puesta en marcha de las obras de modernización necesarias.

Cabe recordar que la Unión Europea ya ha reconocido como doblemente prioritario el ramal central del Corredor Mediterráneo, la conexión Algeciras-Madrid, que se encuentra integrado también en el Corredor Atlántico.

Desde la Cámara de Comercio, creen que se verían beneficiados todos los territorios por los que discurre esta infraestructura, pero hasta ahora las obras se han venido realizando «a un ritmo exasperadamente lento».

Después de muchos años «a la cola de los planes de inversión ferroviaria«, se preguntan si se trata de una estrategia para lastrar el potencial de crecimiento del puerto. Por ello, han exigido al Ejecutivo un compromiso firme en la aceleración de las inversiones y en la pronta resolución de esta situación de aislamiento.