Según los datos de febrero de 2020

La carga aérea mundial acusa la crisis por el Covid-19

Los registros de volúmenes y demanda de servicios de carga aérea de febrero ya muestran claros síntomas por los efectos de la crisis sanitaria global.

Jueves, 02/04/2020

La capacidad ha caído, romiendo una racha al alza de 21 meses.

Durante el pasado mes de febrero, la carga aérea mundial ha retrocedido un 1,4% anual, según los datos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA.

Sin embargo, si se ajustan los efectos estacionales derivados del año nuevo chino la caída se amplía hasta un 9,1% con respecto al mismo período del pasado 2019, cifra que refleja con más fidelidad el impacto que ha tenido la pandemia de coronavirus en el sector a nivel mundial y que a buen seguro, en la medida en la que esta repercusión se ha ido ampliando al resto de los mercados, confirmará una tendencia de brusca caía para los próximos meses.

Por lo que respecta a la capacidad, durante el segundo mes del ejercicio también se ha desplomado un 4,4%, lo que supone romper una tendencia de 21 meses al alza.

Si se tienen en cuenta los efectos estacionales, la caída en la demanda de servicios de transporte aéreo de mercancías retrocede un 9,1% anual en marzo.

Principales mercados de carga aérea

Por zonas geográficas, el mercado de Asia-Pacífico presenta sendos retrocesos del 2,2% en la demanda y del 17,7 en la capacidad. Al mismo tiempo, el mercado norteamericano ha registrado un descenso del 1,8% en la demanda y un incremento del 4,1% en la capacidad.

En Europa, la demanda de carga aérea se ha reducido un 4,1% en febrero, mientras la capacidad está un 3,8% por debajo del nivel del mismo mes de 2019. En cambio, en Latinoamérica, los volúmenes han crecido un 1,8%, mientras que  la capacidad se contrae un 2,6%, mientras que  en Oriente Medio la demanda ha experimentado un ascenso de un 4,3% y la capacidad ha ascendido un 6%.

Finalmente, en lo que respecta a África la demanda de carga aérea se ha incrementado en un 6,2%, al igual que la capacidad, que ha aumentado un 3%.