La carga aérea mundial se mantuvo al alza en febrero

La carga aérea mundial se mantuvo al alza en febrero, pero, según las previsiones de Iata, la tendencia podría cambiar en marzo debido a la invasión de Ucrania, la inflación, la caída de la producción industrial global y las restricciones sanitarias en China.

Miércoles, 06/04/2022 por CdS

El sector europeo de carga aérea ya empezaba a notar los efectos de la invasión de Ucrania a finales de febrero.

Iata ha registrado un buen mes de febrero para el sector global de carga aérea, aunque, al tiempo, señala que el impacto de la invasión rusa de Ucrania se dejará sentir en los registros de marzo.

Además, la institución también señala otros tres factores que tiene gran influencia en la evolución del mercado, como son el persistente incremento de la inflación, la caída en los indicadores de producción industrial y las restricciones que se registran en China para contener la pandemia y que reducen la oferta de vuelos desde el país asiático por escasez de personal.

En este sentido, la organización internacional registra un crecimiento en los volúmenes de carga aérea internacional de un 2,5% con respecto al segundo mes de 2021.

A su vez, la capacidad presenta un crecimiento anual de un 12,5%, aunque, como en meses anteriores, queda un 5,6% por debajo de los niveles que se registraban antes del impacto de la pandemia.

Evolución por zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico se ha incrementado la demanda de carga aérea internacional un 4,6% anual en febrero, con la capacidad internacional creciendo un 8,2% anual.

En Europa, la demanda se ha incrementado un 2,2% en comparación con febrero del año pasado, mientras que, en idéntico sentido, la capacidad se ha elevado un 10%, con los primeros efectos de la invasión de Ucrania ya dejándose sentir.

En cuanto a América del Norte, la demanda ha caído un 6,1% con relación a hace un año, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona ha ascendido un 13,4%. A su vez, en Iberoamérica, la demanda ha crecido un 21,2% en comparación con hace un año, mientras que la capacidad también aumenta un 18,9%.

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han perdido un 5,3% anual, con la capacidad incrementándose un 7,2% con respecto a febrero de 2021. En África, la demanda ha aumentado un 4,6% en el período, mientras que, de igual manera, la capacidad asciende un 8,2% anual.