CCOO ve reconocida su posicion de sindicato mayoritario en Unipost

La empresa debe más de cinco millones a la Agencia Tributaria.

Unipost debe actualmente un total de 5.443.749 euros a la Agencia Tributaria, según la lista de deudores que ha hecho pública en junio el Ministerio de Hacienda. Además, su deuda con los trabajadores está cerca ya de los cinco millones, teniendo en cuenta que la empresa aún no ha abonado la paga extra de verano, según informa el diario Economía Digital.

Los empleados llevan meses denunciando retrasos en el cobro de sus salarios, así como los intentos del operador por efectuar los pagos de manera fraccionada. La Audiencia Nacional falló a su favor en las denuncias realizadas sobre la paga de Navidad de 2016 y el 60% que aún está pendiente de la del verano del mismo año, que suman unos tres millones de euros.

No obstante, el proceso está paralizado tras haber recurrido el operador la sentencia, por lo que será preciso esperar a que el Tribunal Supremo se pronuncie sobre el asunto y dictamine cómo se deben llevar a cabo los pagos.

De momento, la dirección y el comité de empresa tienen pendiente una reunión para hablar de la situación actual y de los calendarios de pago de las extras, aunque es posible que los trabajadores opten de nuevo por la vía judicial para reclamar los pagos. Unipost propuso abonar las pagas pendientes de 2016 en enero de 2018, pero los sindicatos lo rechazaron e iniciaron las reclamaciones judiciales correspondientes.

Conflicto por las nóminas ordinarias

Paralelamente, mantienen un conflicto por las nóminas ordinarias, ya que aunque la empresa trató de pactar su fraccionamiento, las organizaciones sindicales se negaron. En este caso, propuso pagar un 50% hasta el día 5 de mes y el resto hacia el 15, pero ha terminado fraccionándolas hasta en cuatro partes y pagándolas hasta más allá del día 20.

Aunque la situación ya ha sido denunciada y han recibido requerimientos y sanciones por parte de la Inspección de Trabajo en varias provincias, continúan sin normalizar los pagos. En total, en 2016, el grupo ha declarado pérdidas por valor de más de cuatro millones de euros.