Las acciones del mercado de los petroleros no han dejado de aumentar desde el inicio del mes de febrero, llevando a un incremento del 18,2% desde principios de año en el índice elaborado por Drewry, que supera ampliamente al Dow Jones Industrial Average, DJIA, el S&P 500 y el Nasdaq. 

Todas las empresas que lo componen han registrado incrementos de dos dígitos, independientemente de la composición de su flota, llegando en el caso de Teekay Tankers al 30,8%, en el de Tsakos Energy Navigation al 24.5% y en el de Frontline al 22.7%.

Por su parte, DHT Holdings ha experimentado un crecimiento del 16.6%, Nordic American Tankers del 14.6% y Euronav del 12.9%. La pregunta es qué es lo que está haciendo que se dispare el precio.

Los últimos informes indican que las infecciones por Covid-19 han aumentado a nivel mundial por cuarta semana consecutiva, siendo Brasil, Estados Unidos, India, Francia e Italia los países que han reportado el mayor número de casos.

A consecuencia de ello, muchos países, principalmente europeos, están volviendo a introducir medidas muy restrictivas para contener esta ola, incluyendo confinamientos o limitaciones a la movilidad. Esto está generando una presión añadida en la recuperación del consumo de petróleo y por tanto, en la demanda de petroleros.

Los fletes temporales se mantienen a la baja para los buques de todos los segmentos, si bien los precios de los activos de segunda mano se han mantenido estables desde principios de año.

Recientemente ha habido una mejora en las tarifas spot de buques Suezmax y Aframax, pero se ha debido a una reducción temporal de la disponibilidad de tonelaje en los puertos, más que a cambios en la dinámica del mercado. De hecho, se espera que los precios bajen en los próximos meses. 

Previsiones

El aumento de la actividad económica, especialmente por el desarrollo de las vacunas del Covid-19 en los últimos meses, supondrá un crecimiento de la economía global del 4% en 2021, tras una contracción del 4,2% en 2020.

Esto impulsará el consumo de petróleo, con una demanda que igualará los niveles pre-Covid en el primer semestre de 2022. Las expectativas respecto a este crecimiento, y por tanto, el del transporte marítimo de petróleo durante el próximo año, ha llevado a un repunte de las acciones en los últimos tres meses.

Además, los miembros de la OPEP+ han decidido desviarse de la estrategia habitual para fijar los niveles de producción de petróleo y apostar por un enfoque más proactivo y flexible para garantizar el reequilibrio del mercado.

Por tanto, la recuperación constante del consumo mundial de petróleo por el lanzamiento de las vacunas y la flexibilización de las restricciones, además del recorte de producción acordado, han estado respaldando la tendencia alcista.

Desde la consultora creen que la OPEP+ no tiene prisa por volver a los niveles habituales de producción y seguirá manteniendo los ajustes previstos para garantizar la estabilidad del mercado durante el próximo año.

Atasco en el Canal de Suez

Respecto a las consecuencias del atasco del Canal de Suez a causa del Ever Given, que ha durado casi una semana, en Drewry esperan que la acumulación de tráfico se elimine en aproximadamente una semana, sin que ello tenga un impacto en las tarifas de flete de los transportistas de crudo.

En este sentido, la demanda es más débil durante la primavera por el mantenimiento de las refinerías, y existe una amplia disponibilidad de tonelaje en el Mediterráneo y el Golfo Arábigo.

En conclusión, las perspectivas de recuperación en el mercado de los petroleros han jugado un papel fundamental en el crecimiento de los volúmenes almacenados.

Sin embargo, las preocupaciones respecto a una nueva ola en Europa y el aumento de casos en Estados Unidos, India y Brasil podrían reducir este ritmo de recuperación en el consumo de crudo y la demanda de petroleros.

Una disminución de las infecciones y la flexibilización de las restricciones serían los únicos factores que podrían ayudar a mantener las ganancias e impulsar los precios en 2021.