Aunque el Ever Given ha podido finalmente ser liberado tras seis días bloqueando el Canal de Suez, las consecuencias que lo sucedido tendrá para propietarios y operadores por los retrasos ocasionados podrían durar varias semanas o incluso meses.

Así lo explican desde el Consejo Marítimo Internacional y del Báltico, Bimco, asegurando que quien más perderá por ello dependerá de los contratos entre las partes y las coberturas de seguros que puedan aplicarse.

Por ello, los implicados deben revisar concienzudamente los términos y, si lo ven apropiado, buscar incluso asesoramiento legal antes de tomar medidas.

Si los términos acordados son los estándar para un flete temporal, como en una póliza Nype, los retrasos en la entrega o en la llegada del buque suponen un riesgo de cancelación para el propietario.

No obstante, es poco probable que ellos incumplan con su obligación de realizar el trayecto con la debida diligencia, ya que siguen órdenes de los fletadores. En este sentido, lo más recomendable es que se pongan de acuerdo para dar respuesta a las consecuencias prácticas y financieras del incidente en el Canal de Suez.

Asimismo, si las partes han utilizado una póliza Nype, Baltime o Boxtime, los fletadores probablemente no podrán dejar de pagar lo acordado durante el tiempo que se ha perdido por los retrasos sufridos, dado que no son atribuibles a la embarcación en sí, sino a un evento externo del que no son responsables los propietarios.

Cualquier retraso o situación derivada de lo ocurrido parte, en todo caso, de la decisión de los fletadores de transitar por esa vía. Por lo tanto, a menos que haya una redacción expresa en contrario, no sería motivo para dejar de pagar lo estipulado en el contrato.

Contratos de fletamento por viaje

Respecto a los contratos de fletamento por viaje, utilizados para un desplazamiento concreto, Bimco explica que con una póliza como Gencon, la llegada tardía de un buque podría suponer un riesgo de cancelación.

De nuevo, recomienda que en este caso propietarios y fletadores acerquen posiciones para ver cómo afrontar las consecuencias de lo sucedido, pues podría ampliarse la fecha límite de cancelación si se llega a un acuerdo.

En cuanto a quién debe hacerse responsable del tiempo y costes adicionales por la espera para cruzar el canal, si se ha utilizado una póliza Gencon, lo más probable es que corra a cargo del propietario del buque.

Por otro lado, en virtud de los contratos de fletamento por viaje y los conocimientos de embarque, los propietarios tienen la obligación implícita de llevar las mercancías a los puertos de carga y descarga, pero teniendo en cuenta que no podían físicamente transitar por el Canal de Suez, no se puede considerar que sea un caso de incumplimiento de contrato.

Para afrontar los efectos de la congestión y los retrasos una vez desbloqueada la vía y evitar posibles disputas, es importante una comunicación clara para decidir cómo lidiar con las consecuencias prácticas de lo sucedido.