El acto de conciliación que ha tenido lugar esta mañana en el Tribunal de Arbitraje Laboral de la Comunidad Valenciana entre el Centro Portuario de Empleo de Valencia y los sindicatos ha finalizado sin acuerdo por la persistente negativa de estos a iniciar la formación del sistema Navis N4.

El CPEV presentó la demanda de conciliación de conflicto colectivo apelando a su derecho a formar a los estibadores acerca de las especificaciones del sistema, que pretenden implantar dos de las tres terminales del puerto.

No obstante, tras concluir sin acuerdo el acto programado, las empresas esperan que un juez aclare cualquier discrepancia o interpretación de la ley, y que el comité de empresa acate la sentencia para que pueda iniciarse la formación.

El nuevo sistema permitirá mejorar la competitividad del puerto, que aumentará tanto la seguridad de las operaciones como los volúmenes. Sin embargo, el Centro Portuario lleva un año intentando iniciar sin éxito la formación de los 1.500 estibadores, a pesar de los grandes esfuerzos realizados.

Además, no entiende por qué motivo el comité de empresa se niega a que un observador de la Autoridad Portuaria participe en la discusión sobre las funciones y tareas a realizar por el personal portuario tras la implantación.

En su opinión, el comité de empresa está bloqueando la formación para conseguir la realización de unas tareas que no vienen recogidas en la Ley de Puertos y que, por tanto, las empresas pueden continuar realizando con su plantilla.