El precio de las nuevas construcciones de buques ha experimentado una deflación durante los últimos años, motivado, entre otras cuestiones, por la apuesta de los gobiernos asiáticos, en especial el de China, para rebajar los precios de los nuevos buques con el fin de que las navieras elijan sus regiones.

Aunque los operadores marítimos no son muy dados a otorgar información sobre el precio que han pagado por sus nuevos activos, sí es cierto que existen algunas cifras que demuestran este hecho.

Así, por ejemplo, la naviera Cosco ha confirmado recientemente que invertirá 1.500 millones de euros en la construcción de 11 buques de 19.000 TEUs, que serán encargados a cuatro astilleros chinos para su entrega en 2018.

El precio medio de estos buques se sitúa en torno a los 137 millones de dólares, lo que representa un importante descuento para la naviera china, de entre 10 y 20 millones, con respecto a los invertidos por otros operadores en el último año para estos gigantes del mar.

Por otro lado, los seis portacontenedores de 21.100 TEUs encargados el pasado mes de abril por OOCL a los astilleros coreanos de Samsung Heavy Industries supondrán una inversión para la naviera de 950 millones de dólares, lo que significa que el precio de cada uno de ellos oscilará en torno a los 160 millones.

En enero de 2014, estos astilleros alcanzaron un acuerdo por el que construir cinco portacontenedores de 14.400 TEUs por 580 millones de dólares para un operador europeo, es decir, menos de 120 millones de euros cada uno.

Para dar una idea de la deflación de los precios de las nuevas construcciones, cabe señalar que Maersk pagó por sus ‘Triple E’ unos 190 millones de dólares por cada uno.

Financiación a las navieras

La apuesta de los gobiernos asiáticos no solo se centra en un ajuste en la política de precios, también se llevan a cabo otras iniciativas. Así, CMA CGM confirmó el pasado mes de julio que firmaría próximamente dos importantes convenios con el gobierno chino por los que recibiría una financiación de 1.000 millones de euros. 

La naviera ha encargado sus mayores portacontenedores a astilleros de este país. De hecho, este verano ha recibido el nuevo ‘Vasco de Gama’ de 18.000 TEUs, el mayor construido hasta la fecha en un astillero de China.