Labores de estiba en el puerto de Valencia

La CEV denuncia ritmos lentos en los puertos valencianos.

Apenas unas horas después de que el Congreso de los Diputados haya aprobado la reforma de la estiba, desde la Confederación Empresarial Valenciana han calificado de “inadmisible” la situación en los puertos de la Comunidad Valenciana y la «presión realizada por el sector de la estiba, ralentizando los ritmos de la actividad portuaria y el rendimiento en las terminales».

Los empresarios valencianos han exigido la paralización de lo que consideran «una huelga encubierta e ilegal» que perjudica a las empresas del sector y a toda la economía productiva, en sintonía con lo reclamado por Anesco en la víspera de la convalidación del Real Decreto que reforma la estiba.

«En un mundo globalizado en el que los costes de transporte y almacenamiento suponen un alto porcentaje sobre el precio final, la economía regional y las empresas no pueden permitir que este conflicto lamine el esfuerzo de empresarios y trabajadores por asentar y conquistar mercados, generando riqueza, empleo y bienestar», aseguran desde la CEV.

Por ello, los empresarios valencianos «confían» en que la reforma de la estiba «se lleve a cabo sin interferir en el buen funcionamiento del resto de la economía real y respetando la legalidad vigente».

Más allá de las informaciones remitidas desde la CEV este jueves 18 de mayo, cabe recordar que su presidente, Salvador Navarro, aseguró en marzo en un programa de Levante TV que el Ejercito debía intervenir en los puertos si era necesario, ante las huelgas convocadas aquel mes por los sindicatos, que no llegaron a producirse finalmente.