Salvo sorpresa mayúscula, el Congreso de los Diputados convalidará este jueves 18 de mayo el Real Decreto-Ley para la reforma del sistema de estiba en los puertos españoles, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 12 de mayo, y que en la mañana del miércoles envió a Anesco y a los sindicatos, «cumpliendo con lo prometido«.

El debate tendrá lugar sobre las 12.00 horas, en un pleno extraordinario que sucederá a los asuntos pendientes de la sesión plenaria.

Varias son las razones que llaman al pesimismo a los opositores de su convalidación. Y es que es más que probable que el Gobierno cuente con los apoyos necesarios para sacar adelante su Real Decreto-Ley, teniendo en cuenta la premura con la que lo ha llevado al Congreso de los Diputados.

A mediados de marzo, antes de que el Congreso diese su negativa al primer envite de la Administración, Fomento había aplazado hasta en dos ocasiones la fecha prevista para su debate y convalidación por parte de los diputados. De hecho, desde Ciudadanos advirtieron al Ministerio aquel día que debía haber apurado los plazos.

Además, el Gobierno ha tardado casi dos meses en aprobar un nuevo texto en Consejo de Ministros, pese a la insistencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, sobre la inminente llegada de la segunda multa de Bruselas.

Como ha venido informando este medio, el apoyo de Ciudadanos, del PNV y de Foro y la abstención de PDeCat dejaría la votación de este jueves con 172 votos a favor, 160 en contra (Unidos Podemos, Psoe y ERC) y ocho abstenciones. De esta forma, la reforma saldría adelante aunque los otros 10 diputados del Grupo Parlamentario Mixto votasen en contra. 

El silencio de Ciudadanos y PDeCAT sobre este tema durante los últimos días, en concreto desde que el Gobierno pidió incluir el debate de la reforma en la sesión plenaria de este jueves, llama al optimismo a los defensores de la reforma.

Aumenta la tensión en los puertos

El temor a que el Real Decreto-ley del Gobierno salga adelante está aumentando la tensión en los puertos. Según la patronal Anesco, se está llevando a cabo una «huelga encubierta e ilegal en la mayoría de las terminales españolas», produciéndose largos retrasos como los experimentados en la entrada de la TTI Algeciras este martes.

Patronal y sindicatos se han reunido este miércoles 17 en una Comisión Paritaria Sectorial Estatal, que tenía por objeto mediar ante el preaviso de huelga convocado en el sector de la estiba.

anesco-y-coordinadora-se-reunen-en-la-vispera-de-la-votacion

Patronal y sindicatos se reúnen en Madrid en la víspera de la votación del Real Decreto.

Tras el encuentro, desde Anesco han señalado «que no ha sido posible alcanzar ningún acuerdo, puesto que se continúan realizando intolerables medidas de presión, con bajadas de rendimiento en la mayoría de las terminales españolas que constituyen un acto de huelga encubierta e ilegal», aseguran antes de apostillar que «resulta imposible dialogar ante este tipo de prácticas». 

La estiba internacional se pronuncia

El sector se ha levantado en armas más allá de España. El International Dockworkers Council (IDC), principal sindicato de estibadores a escala mundial, ha mostrado su apoyo «sin contemplaciones» a la huelga que se iniciará el 24 de mayo.

Desde el sindicato han pedido a sus afiliados de todo el mundo «el máximo apoyo» a los trabajadores españoles. En particular, llaman a los portuarios de posibles puertos alternativos a España, es decir, aquellos de Francia, Italia, Portugal y Marruecos, a no descargar la mercancía de los buques que tuvieran España como destino. 

La oposición lleva la cuestión a Europa 

También sigue activa la batalla política en una reforma que desde la oposición se ha calificado de «decretazo» por parte del Gobierno.

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha registrado este miércoles 17 de mayo una pregunta a la Comisión Europea en la que denuncia que el Real Decreto de la estiba “sigue vulnerando el diálogo social”.

Desde IU añaden además que podría ir en contra de lo establecido por la Convención 137 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y su recomendación 145 al eliminar los registros del trabajo portuario. Según el Gobierno, la propia Comisión ha reiterado en varias ocasiones la imposibilidad de mantener estos registros.

López ha solicitado a la Comisión Europea que exija que las subrogaciones sean garantizadas legalmente, como permite la Directiva 2001/23/CE sobre traspasos de empresas.