Shanghai Container Port

El precio de enviar un contenedor desde Asia al resto del mundo vuelve a descender en los últimos días de septiembre.

Los fletes de los contenedores enviados desde el puerto de Shanghai por vía marítima al resto del mundo han vuelto a descender durante los últimos días, según datos del ‘Shanghai Containerized Freight Index’, tras varias semanas al alza aupados por el aumento de la demanda que generó la quiebra de Hanjin Shipping.

El índice, que recoge los intercambios comerciales de los grandes puertos del mundo con el principal puerto chino, ha descendido un 3,52% entre los días 23 y 30 de septiembre hasta los 707,68 puntos.

Durante este periodo, los fletes en la principal ruta marítima del mundo, la que conecta Asia y el Norte de Europa, han descendido un 8,5% hasta los 699 dólares/TEU registrados a 30 de septiembre. 

Además, los fletes de los contenedores enviados a los puertos del Mediterráneo han descendido un 12,6% en el mismo periodo, hasta los 583 dólares/TEU. Cabe destacar que entre los puertos de esta zona recogidos en el índice para establecer el promedio se encuentran los españoles de Barcelona y Valencia.

También destaca la caída de los fletes en los servicios que conectan el principal puerto chino con el brasileño de Santos, con un descenso del 11,53% hasta los 1.427 dólares/TEU, en una ruta donde la disminución de la oferta había venido incrementado los precios durante todo el ejercicio.

Estabilidad en el comercio con Estados Unidos

Los precios de enviar un contenedor a Estados Unidos desde Shanghai se han mantenido relativamente estables en este periodo. Los fletes a la costa oeste han retrocedido un 2,3% hasta los 1.686 dólares/FEU, mientras que los exportados a la costa este han descendido un 0,7% hasta los 2.416 dólares/FEU.

Actualmente, los puertos de Europa, el Mediterráneo y la costa oeste de Estados Unidos concentran el 50% de los contenedores enviados desde Shanghai al resto del mundo. Esta cuota se eleva al 65% si se incluyen los exportados a la costa este de Estados Unidos y al Golfo Pérsico y el Mar Rojo, donde han retrocedido un 0,8% hasta los 371 dólares/TEU.