El tráfico de mercancías en el puerto de La Coruña ha finalizado ha aumentado un 46,24% en septiembre, con un total de 1.020.892 toneladas, frente a las 698.056 registradas en el mismo mes de 2020.

Mejora así los datos de agosto, cuando se había logrado un incremento del 41%, lo que demuestra la recuperación de tráficos tras la pandemia. Desde enero, el crecimiento ha sido del 8,61% y las previsiones apuntan a que esta tendencia se irá manteniendo en lo que queda de ejercicio.

Uno de los sectores más destacados es el de los graneles líquidos, que ha repuntado un 85,84% en septiembre impulsado por el petróleo, gracias a la reactivación de la actividad en la refinería. Este gran salto ha llevado a su vez el crecimiento acumulado al 7,5%.

En cuanto a los graneles sólidos, acumulan 2,3 millones de toneladas desde enero, lo que representa un ascenso del 14%, siendo los tráficos con mejor comportamiento el clínker, el cuarzo y los graneles agroalimentarios, especialmente el maíz, que acumula casi un millón de toneladas.

Además, en este apartado conviene señalar el movimiento de mercancías en el Puerto Exterior, que se acerca a los 12 millones de toneladas desde su puesta en servicio. En cuanto a mercancía general, el incremento de la demanda de materiales de construcción y productos siderúrgicos sigue impulsando la consolidación de tráficos, que se mantiene estable.