Tras la declaración del estado de alarma en España para frenar la expansión del coronavirus, los puertos españoles siguen manteniendo en la medida de lo posible su actividad, para garantizar la cadena de suministros y el abastecimiento de los productos de consumo.

En el caso del puerto de Cádiz, ha suspendido la atención presencial y su sede central quedará cerrada al público temporalmente, manteniéndose la actividad administrativa por vía telemática y telefónica.

Sin embargo, seguirán operando los trabajadores del Centro de Control, la Policía Portuaria, la Lonja, el Sistema de Ayuda a la Navegación, los almacenes y el área de mantenimiento. En cualquier caso, se reducirá su actividad al mínimo, manteniendo las normas de prevención establecidas por las autoridades.

Puerto de Barcelona

Durante la mañana del lunes, las terminales del puerto de Barcelona han operado cumpliendo con las restricciones y medidas de seguridad de aplicación por el estado de alarma, garantizando a sus clientes el cumplimiento de los servicios esenciales para mantener el suministro de mercancías, facilitando el funcionamiento de la operativa logística y el correcto aprovisionamiento a las diferentes industrias que deben permanecer en funcionamiento, así como los productos de consumo necesarios para el abastecimiento de los ciudadanos.

Los accesos al recinto portuario permanecen abiertos, con el control de entrada habitual, y la operativa se desarrolla cumpliendo con las restricciones y medidas de seguridad necesarias.

Las terminales están operativas y la Comunidad Portuaria está poniendo todos los esfuerzos en garantizar el mejor funcionamiento posible dentro de este estado de alarma. El Port de Barcelona irá actualizando toda la información relativa al funcionamiento de los distintos servicios a través de las redes sociales y de su página web.

Puerto de Algeciras

El Puerto de Algeciras se mantiene operativo para mercancías con el objetivo de contribuir al funcionamiento de la cadena de suministro tanto de la Ciudad Autónoma de Ceuta, la Península, los mercados internacionales, así como la carga y descarga de productos energéticos que garanticen el normal suministro del país.

En el caso concreto de la Autoridad Portuaria, en el marco del RD 463/2020 de 14 de marzo desde el lunes 16 de marzo y hasta nuevo aviso ha quedado suspendida la atención presencial en las dependencias de la APBA. Como alternativa, la presentación de cualquier documento podrá realizarse a través de la sede electrónica , o bien por correo electrónico .

Puerto de Cartagena

En su caso, el puerto de Cartagena mantiene su operativa de logística de mercancías con aquellos buques que tienen solicitada una escala, y de conformidad con el Real Decreto 463/2020, los servicios portuarios de practicaje, remolque, amarre, recepción de desechos generados por buques y manipulación de mercancías se mantienen plenamente operativos.

Las empresas dedicadas a esta actividad han adoptado las medidas precisas para la realización de las operaciones portuarias, garantizando la carga y descarga en el primer puerto importador y quinto exportador del país.

Respecto al resto de medidas recogidas en el Real Decreto, desde la Autoridad Portuaria se han adoptado las necesarias para asegurar la prestación de los servicios esenciales, facilitando el trabajo no presencial a la mayor parte de sus empleados.

Por su parte, la Policía Portuaria continuará con su labor de vigilancia y control, y se garantizarán los servicios precisos para el funcionamiento de la actividad como el suministro a buques de combustible y agua, el mantenimiento del sistema de suministro eléctrico o la limpieza de la lámina de agua.

Tanto la sede central en Héroes de Cavite como la del Edificio de Talleres permanecerán abiertas, con el personal imprescindible para la atención al público.

Puerto de Sevilla

De igual modo, en el puerto de Sevilla, solamente tendrán que acudir a su puesto de trabajo los empleados imprescindibles para asegurar el correcto funcionamiento de las instalaciones, como la Policía Portuaria.

Además, los procedimientos y trámites administrativos se realizarán a través de la sede electrónica, quedando suspendido el registro presencial. En general, la instalación continua con normalidad sus operativas de tráfico de mercancías con aquellos buques que han solicitado escala.

Respecto a los cruceros, el Gobierno ha acordado prohibir la entrada de los procedentes de cualquier origen con destino a puertos españoles hasta el 26 de marzo. Esta prohibición no se aplica a buques de Estado, a los que transportan mercancías o a aquellos destinados a fines humanitarios, médicos o de emergencia.

Aunque en un principio el calendario se mantiene, dos buques de este tipo cuya llegada estaba prevista para abril han cancelado sus escalas.

Puerto de Valencia

Por último, en el puerto de Valencia, el Centro Portuario de Empleo, las terminales y el comité de empresa han acordado la puesta en marcha de un plan de contingencia para garantizar la prestación del servicio público de manipulación de mercancías.

Como instrucción general, junto al uso de los Equipos de Protección Individuales, se recomienda extremar las medidas de higiene y evitar las aglomeraciones de personal en el relevo.

En el trabajo a bordo, se minimizará el contacto con la marinería y en los buques ro-ro se intentará reducir el ratio de conductores. Respecto al uso de maquinaria, las terminales extremarán su limpieza.

Por otra parte, en el Centro Portuario se suspenden las acciones formativas que impliquen acumulación de personas en espacios reducidos y se pone a disposición del personal portuario la atención del servicio médico. Por último, las gestiones del Centro Portuario de Empleo se realizarán por vía telemática en la medida de lo posible.