La N-1 a su paso por la provincia de Guipúzcoa.

El CNTC interpuso a principios de 2017 un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

Las organizaciones que integran el Comité Nacional del Transporte por Carretera y el sindicato vasco de transportistas Hiru han acordado poner en marcha medidas conjuntas de movilización y concienciación social en contra de la decisión «unilateral» de la Diputación Foral de Guipúzcoa de imponer un canon de hasta 10 euros por trayecto al transporte pesado en sus carreteras.

En el próximo mes de octubre se concretarán las fechas en que se llevarán a cabo dichas acciones, con las que pretenden mostrar su rechazo a estos peajes, que se aplicarán a camiones de más de 3,5 toneladas a partir de enero de 2018.

Inicialmente, se cobrarán estas tasas en la N-I de Madrid a Irún y en la A-15 entre Navarra y Guipúzcoa. Para ello, se instalarán tres pórticos en Irún, Andoáin y Echegárate desde los que se efectuará el control del pago, que deberán efectuar los más de 7.000 camiones que circulan a diario por estas vías.

Conviene señalar que el Comité Nacional de Transporte por Carretera interpuso a principios de 2017 un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que se encuentra actualmente en tramitación.