A.P. Moller – Maersk incorporará 300 camiones eléctricos a su red norteamericana, en el que será el mayor despliegue de vehículos pesados de este tipo hasta la fecha.

Los camiones serán entregados entre 2023 y 2025 para su utilización por parte de la división de almacenamiento, distribución y transporte de la división norteamericana, que recibe el nombre de Performance Team.

Como parte de este contrato, Volvo Trucks en América del Norte ha conseguido un pedido de 110 camiones VNR Electric que se suma a un pedido anterior de 16 vehículos del mismo modelo, y se convierte en el pedido comercial más grande hasta la fecha de camiones eléctricos de Volvo Trucks. Este modelo tiene una autonomía de hasta 440 km y una capacidad de 565 Kwh. El camión se puede cargar un 80% en 90 minutos con el paquete de seis baterías y en 60 minutos con la versión de cuatro baterías.

Los vehículos utilizarán el sistema operativo digital y las soluciones de recarga de Einride, empresa en la que el grupo invirtió en 2021 con la intención de trabajar juntos en la aceleración de la descarbonización de sus actividades de transporte por carretera.

Su tecnología permite centralizar la toma de decisiones facilitando la integración de datos y una transparencia total. Además, se trata de camiones eléctricos que se ajustan perfectamente a las especificaciones de Estados Unidos para este tipo de vehículos. Los primeros corresponden a vehículos de Clase 8 de BYD, del modelo 8TT Gen 3.

Maersk ya cuenta con un plan en marcha para la descarbonización de su actividad marítima, que representa el 93% de sus emisiones, pero ahora da un paso más allá con esta apuesta por la protección del medio ambiente en todos los modos de transporte.

Su intención es ofrecer una flota completamente eléctrica en el mercado norteamericano para que sus clientes tengan una alternativa totalmente sostenible en sus desplazamientos de corta distancia.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110