Merlin Properties sigue dando pasos en firme para la puesta en marcha del proyecto de centros urbanos para el reparto de última milla que viene acariciando desde hace tiempo.

Tras concluir varias pruebas piloto, Merlin Properties ha iniciado su primera experiencia con Revoolt para el reparto en Barcelona, desde las instalaciones del centro comercial Las Arenas, propiedad de la socimi.

De esta manera, la start-up de logística urbana se encargará de hacer el reparto de última milla del centro, con lo que las 100 tiendas enclavadas en el recinto tendrán acceso al servicio, mediante el cual podrán gestionar sus pedidos telefónicos y on-line a través de su plataforma digital para entregas ultrarrápidas en el día, en franjas de dos horas con vehículos sostenibles.

En Las Arenas se ha instalado un centro de carga y distribución que se beneficia de una ubicación de primer orden en pleno centro urbano de la Ciudad Condal y, al tiempo, se ofrece a las tiendas del centro comercial construido sobre una de las dos plazas de toros de la capital catalana, reconvertida en centro comercial, la posibilidad de acceder al canal on-line, como alternativa para vender en un escenario marcado por las restricciones impuestas en el comercio minorista para contener el avance del Covid-19.

En este sentido, Merlin articula el proyecto de Barcelona como una experiencia para ofrecer una especie de dark store para facilitar el acceso al comercio electrónico a los inquilinos de sus centros comerciales.

Por otra parte, también están muy avanzadas las pruebas que lleva a cabo Merlin con una paquetera, para lanzar en el primer cuatrimestre de este mismo año el reparto desde un hub instalado en un edificio de oficinas del norte de Madrid, que daría servicio a algunos de los barrios con mayor índice de consumo en el canal on-line de toda España, como son Sanchinarro, Monte Carmelo o Las Tablas.