La naviera MSC, que el 6 de enero se convirtió en la primera del mundo en términos de capacidad, ya aventaja a Maersk en 100.000 TEUs, una brecha que además podría ampliarse hasta los 500.000 en los próximos meses.

Los últimos datos proporcionados por Alphaliner muestran que actualmente cuenta con 4.351.960 espacios en su flota, respecto a los 4.248.120 de la de Maersk. La cartera de pedidos de MSC, que es la más abultada de la industria con mucha diferencia, contribuirá a seguir aumentando su ventaja.

En la actualidad, opera 664 buques, de los que 186 han sido adquiridos en el mercado de segunda mano desde el mes de agosto de 2020. Por su parte, la naviera danesa ha dejado clara su intención de convertirse en un integrador logístico, con una flota situada entre los 4.000.000 y los 4.400.000 TEUs.

«Si MSC termina teniendo más capacidad que nosotros, no sería el fin del mundo«, explicaba recientemente el consejero delegado de la danesa, Søren Skou, que explicaba que esa no es su idea de ser el número uno, ya que su objetivo es obtener una rentabilidad mucho mayor por cada contenedor embarcado.

En el caso de MSC, aseguran que el tamaño no es su objetivo principal y que no se han marcado nunca una cifra específica para llegar a ser los primeros. En este sentido, su estrategia está basada, según dicen, en el crecimiento, la rentabilidad y la atención al cliente.