canal-frio-de-la-terminal-maritima-de-zaragoza

Durante los primeros meses, la conexión operará exclusivamente con productos congelados.

El nuevo ‘Canal Frío‘ de la Terminal Marítima de Zaragoza, tmZ, que inició sus operaciones en diciembre de 2016, se ha consolidado ya con cuatro frecuencias semanales. Se trata de una conexión ferroviaria específico para contenedores a temperatura controlada que enlaza directamente la terminal con el puerto de Barcelona.

El objetivo de APM Terminals Railway Barcelona, el operador del servicio, es ofrecer un tren diario en cada sentido a corto plazo, con el fin de dar respuesta a las necesidades logísticas de la industria agroalimentaria de Aragón y del nordeste español.

Durante los primeros meses, operará exclusivamente con productos congelados, para extender el servicio a otros segmentos logísticos a medio plazo. Los trenes, que han sido adaptados para este tipo de tráficos, tienen una capacidad máxima de 28 contenedores refrigerados.

Ampliación de las instalaciones

tmZ, que entró en funcionamiento en 2001, cerró el ejercicio de 2016 con un tráfico de 300.000 TEUs, de los que el 85% tienen su origen o destino en el puerto de Barcelona. En total, ofrece 22 conexiones semanales con este recinto portuario, además de otras con los puertos de Bilbao y Valencia.

Recientemente, ha ampliado sus instalaciones en 35.000 m² y ha puesto en servicio dos nuevas vías de 550 metros para operaciones de carga y descarga, 15.000 m² de depot para contenedores llenos y vacíos, y 9.000 m² dedicados a aparcamiento para facilitar la gestión de los camiones en la terminal.

También se han habilitado 60 conexiones para contenedores ‘reefer‘, que le permiten tener almacenados simultáneamente los contenedores correspondientes a más de dos trenes. La inversión total ha sido de 4,8 millones de euros.