repartidor

La agrupación de la distribución del canal Horeca desde hubs urbanos presenta problemas de coordinación y competencia.

Según revela un estudio de Aecoc sobre distribución en hostelería presentado este pasado martes, un 98% de las empresas del canal Horeca cree que el sector debe prepararse a corto y medio plazo para implantar nuevos modelos de reparto, en un escenario marcado por el creciente número de restricciones en el acceso a los principales núcleos de población.

En este sentido, para las empresas de este sector de actividad, la colaboración entre ellas a través de plataformas urbanas es una de las opciones que se consideran más factibles, pese a toda una serie de dificultades que entraña y que tienen que ver tanto con la propia operativa, como con asuntos relacionados con la libre competencia.

Aecoc estima que un 76,58% de las empresas de Horeca verían bien la posibilidad de realizar el reparto de última milla de sus productos desde hubs urbanos gestionados por un tercero, mientras que solo un 6,96% no aplicaría este modelo de ninguna manera.

Sin embargo, pese a esta opinión favorable que implicaría un alto grado de colaboración, existen múltiples circunstancias que dificultan su implantación, como, por ejemplo, la atomización existente en el sector o problemas de competencia y organización interna relacionados con la propia gobernanza de cada compañía, así como con la propia gestión de cada hub y las prioridades que se otorguen a unas empresas u otras.