Con la reciente publicación de la estrategia de vacunación española contra el Covid-19 se abre el debate sobre si profesionales deben tener prioridad a la hora de acceder al programa de incoulación.

Ante esta perspectiva, Fenadismer tiene la intención de solicitar la inclusión de los transportistas en el colectivo de trabajadores esenciales como colectivo prioritario, por su mayor exposición a la enfermedad y transmisión.

La patronal estima que de este modo se siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que señala en sus recomendaciones la necesidad de priorizar la vacunación de los trabajadores esenciales de sectores distintos al de la salud, entre los que incluye a los transportistas, junto a los policías, agricultores y otros trabajadores esenciales para el funcionamiento crítico de la Administración.

La organización defiende, además, que los conductores, «por su alta movilidad son potenciales vectores de transmisión del virus por toda la geografía nacional, sin que inexplicablemente durante todo este tiempo las autoridades sanitarias o de transportes hayan establecido limitaciones a dicha situación de riesgo».

En este mismo sentido, Fenadismer considera que «gran parte de las empresas titulares de los centros de carga y descarga de las mercancías, así como los operadores logísticos, no han modificado durante esta pandemia su práctica habitual de imponer a los transportistas la realización de las operaciones de carga y descarga de las mercancías en su centros, con el objeto de reducir considerablemente sus costes laborales y logísticos».

Esta circunstancia, a juicio de la organización empresarial, «ha elevado el riesgo de contagiarse al coincidir e interactuar en esos centros con otros trabajadores, obligándoles a hacer uso de equipos de manipulación de cargas que no le son propios y que son manejados sucesivamente por otros trabajadores».