contaminación marítima

Es fundamental que la nueva normativa del azufre se aplique de manera uniforme.

El Consejo Internacional Marítimo y del Báltico (BIMCO), la Asociación Internacional de Cruceros (CLIA) y el Consejo Marítimo Mundial (WSC), entre otras asociaciones marítimas, han hecho un llamamiento a los Estados miembros de la Organización Marítima Internacional (OMI) para que hagan cumplir la nueva normativa del azufre.

A partir del 1 de enero de 2020, los buques mercantes estarán obligados a utilizar combustible marino con un contenido máximo de azufre del 0,50%, a menos que se utilicen un sistema de limpieza de gases de escape (scrubbers).

Según un comunicado de dichas asociaciones, el sector ha trabajado de manera diligente para cumplir esta norma en la fecha límite y el coste de este cumplimiento es elevado «por lo que es fundamental que la norma se aplique y que se haga de manera uniforme». Este comunicado surge a raíz de la informaciones de que varios Estados miembros de la OMI no van a poder asegurar el cumplimiento de las nuevas normas.

Para dichas asociaciones, «la falta de una aplicación global podría socavar las mejoras en la salud pública y el medio ambiente», por lo que es fundamental que la OMI recuerde a sus miembros los compromisos adquiridos para el cumplimiento de una normativa «que ellos mismos han desarrollado y aprobado».

La aplicación completa y a nivel global de la nueva normativa del azufre va a resultar una importante prueba para que la OMI y sus Estados miembros «demuestren que ejercerán la voluntad política para aplicar y hacer cumplir los límites de azufre en el combustible que han adoptado», concluye el comunicado.